Compartir:
eurocorea-cuenca-ecuador

Para poder realizar una comparativa entre autos eléctricos y de combustión es necesario analizar las ventajas y desventajas de cada uno.

Ventajas de un Auto eléctrico.

La ventaja que todos conocemos en cuanto al coche eléctrico es que no contamina, pero para muchos esta ventaja no es suficiente.

1. No produce contaminación atmosférica

Un auto eléctrico no contamina porque no necesita combustible. Estos vehículos funcionan gracias a la conversión de la electricidad en energía. Un punto muy favorable teniendo en cuenta los grandes problemas de contaminación que tenemos hoy en día.

2. No produce contaminación acústica

Pero la contaminación no es sólo atmosférica. Un auto también produce contaminación acústica, a no ser que sea un coche eléctrico, que produce muy poco ruido. En un vehículo eléctrico podremos conversar sin necesidad de levantar la voz o escuchar música a un tono normal.

3. Ahorro en mantenimiento

El gasto en el mantenimiento del motor que nos produce un vehículo diesel o gasolina es bastante alto. Sin embargo, con un auto eléctrico este gasto nos lo ahorramos y nuestro bolsillo lo agradece bastante. La razón de este ahorro está en el motor del auto eléctrico, ya que es muy compacto y mucho más fiable que los tradicionales. Es muy inusual que un motor eléctrico falle, es muy simple, no tiene apenas complementos, sin embargo, los motores tradicionales pueden dar numerosos fallos (en el sistema de refrigeración, del aceite…) e incluso dejar el motor inutilizado, algo que nos dejaría sin coche, puesto que cambiar el motor de un auto tradicional es carísimo y en la mayoría de los casos no merece la pena.

4. Ahorro de espacio

Al no tener caja de marchas y ser el motor tan compacto y pequeño, el espacio que tendremos en un auto eléctrico será mucho mayor que en uno tradicional. La mayor parte del espacio en un auto eléctrico está destinado a la habitabilidad, por lo que tendremos un auto más pequeño, con el que podremos aparcar en la ciudad de manera más fácil, pero mucho más espacioso por dentro.

5. Mayor eficiencia

Un auto eléctrico es mucho más eficiente que uno tradicional. Su eficiencia ronda el 90% cuando en un automóvil tradicional se queda en el 30%, es decir, un vehículo eléctrico necesita menos energía para realizar el mismo esfuerzo por lo que, en definitiva, consume menos.

Desventajas de los autos eléctricos

Al pensar en los inconvenientes que tiene un auto eléctrico nos viene a la cabeza la autonomía y la carga de la batería.

1. Menor autonomía

La autonomía de un auto eléctrico es el principal inconveniente a la hora de adquirir uno. Si queremos hacer un viaje largo, de Cuenca a Guayaquil por ejemplo (que hay más de 400 km), lo vamos a tener muy difícil ya que la autonomía media de un auto eléctrico es de unos 200 km.

Aun así cada día tenemos mayores avances y van saliendo modelos con mayor autonomía, como es el caso del Tesla Model S P100D, que tiene una autonomía de casi 600 km y una capacidad de batería de 100 kWh. Aunque hay que decir que la autonomía depende de muchos factores, como por ejemplo de la velocidad, del aire acondicionado o de la edad y estado de la batería, entre otras muchas cosas.

2. ¿Dónde cargamos la batería?

Otro de los mayores inconvenientes que tiene un auto eléctrico es el lugar de carga. Para empezar, antes de adquirir un vehículo eléctrico debemos tener en cuenta que necesitamos un garaje, además de la instalación necesaria para la toma de corriente para poder cargar la batería del coche.

Algunas marcas, como Renault, te regalan el punto de carga y la instalación al comprar un auto eléctrico. ¡Un problema menos!

Si tenemos garaje propio esto no debe suponer ningún problema, sin embargo, si nuestro garaje es comunitario, debemos contar con el permiso de los vecinos antes de iniciar con la instalación.

Pero… ¿y si necesitamos cargar nuestro vehículo fuera de nuestro garaje? Cada día crecen en número los puntos de carga para coches eléctricos en nuestro país, aunque por el momento siguen siendo insuficientes.

3. Precio Alto

El precio de un auto eléctrico es bastante superior a la de uno tradicional. La razón del alto coste son las baterías. Por suerte actualmente existe la posibilidad de comprar un coche sin batería, es decir, en vez de comprar la batería con el coche podemos alquilarla. Este sistema permite tener siempre la batería a punto a cambio de una cuota mensual, teniendo en cuenta que las baterías tienen una vida útil de unos 7 años aproximadamente. Algunas marcas como Renault ya comercializan así sus vehículos eléctricos.

4. Pocos talleres especializados

Aunque no es frecuente que este tipo de vehículos se estropeen, también pueden hacerlo y es difícil encontrar un taller cercano que pueda arreglarnos nuestro auto eléctrico. Además, si necesitamos cambiar alguna pieza, nos saldrá bastante más caro que si de un coche tradicional se tratara, ya que existen menos e incluso es posible que tengan que traerla de otro país.

5. ¿Cómo se produce la electricidad de carga?

Anteriormente hemos dicho que los auto eléctricos no contaminan nada de nada pero lo cierto es que la producción de electricidad para poder cargar estos vehículos sí que contamina. Una solución sería producir la electricidad necesaria para nuestro vehículo a partir de energías renovables, como la solar, la eólica o la mareomotriz en el caso de la zona costera, entre otras.

Ventajas de los Autos de combustión

  • Los avances en confort, seguridad y rendimiento: la industria automotriz se desarrolló durante los últimos 120 años, con base en el motor de combustión interna.
  • Autonomía y tiempo de carga de combustible: la gran deficiencia de los coches eléctricos, sigue siendo la gran ventaja de la combustión interna. Esto, sumado a la extensa red de estaciones de gasolina en cualquier lugar del mundo, siempre representará una ventaja importante a considerar.
  • Potencia y rendimiento en situaciones adversas: a diferencia de los coches eléctricos, los motores de combustión interna, puede desarrollar todo su potencial, en altas temperaturas o en climas gélidos bajo cero.
  • Rendimiento: los índices de rendimiento que generalmente, los conductores experimentados evaluamos en primera instancia en un coche, tales como potencia, aceleración, velocidad máxima y par, siguen siendo orgullo de los vehículos a gasolina o diésel, y esto no parece que cambie en un futuro cercano.
  • Ecología: aunque parezca contradictorio, los coches de combustión interna, puede, a la larga, resultar más amigables con el medio ambiente que los eléctricos. ¿Por qué?

El desarrollo y la investigación, de la industria automotriz tradicional, produce coches mucho más amigables con el planeta, gracias al uso de combustibles más limpios y tecnologías que logran impedir al máximo, la expulsión de residuos contaminantes al medio ambiente.

Sin embargo, nunca se llegará al nivel cero de emisiones de los autos eléctricos. Aunque sabemos que una buena parte de la energía eléctrica que se produce en Europa, se obtiene en termoeléctricas que funcionan gracias a la combustión del carbón.

Todos los repuestos que necesitas para tu auto de combustión lo puedes encontrar en Euro Corea Repuestos en la ciudad de Cuenca – Ecuador, con los mejores precios, servicio profesional y la mayor garantía del mercado.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.